Posteado por: dacilpolar | febrero 6, 2009

Buenos Aires…

Buenos Aires

 

Llevo casi dos días seguidos sin dormir, son las 3 de la mañana, hora española. Aquí, en Buenos Aires es media noche, pero se nota que estamos en verano porque hace bastante calor, y calor húmedo. Se nota que estamos muy cerca del mar, y del río de la Plata. Esta mañana cayó un buen chaparrón al poco de llegar. Había leído antes de venir que Argentina estaba sufriendo una grave sequía, así que ninguno del grupo esperábamos un recibimiento como el que hemos tenido. Pero, quitando el que nos mojáramos un poco, lo cierto es que este agua ha venido genial, porque luego ha salido un sol radiante. Así que las calles tenían ese brillo y ese olor de las tormentas de verano. No parece que esta ciudad esté muy acostumbrada a la lluvia porque por todas partes se han formado charcos, y de los edificios no ha parado de caer agua. Cuando se han ido las nubes se ha quedado un día de esos con el cielo completamente azul, y alguna que otra nube como algodón. Y el olor… ese olor a tierra mojada.

Una mezcla entre Madrid y Nueva York, con una pizquita de la Habana y Paris.

Una mezcla entre Madrid y Nueva York, con una pizquita de la Habana y París.

Hemos callejeado por el centro, hemos visto la plaza de mayo, la casa rosa, el río… y poco más, muchas avenidas muy anchas y poco tráfico, claro que será porque es verano. En algunos momentos me ha parecido estar en Madrid, algunos edificios recordaban a la Gran Vía, eso sí, con aspecto más descuidado y sucio. Pero el tipo de construcción es muy similar. Es curioso porque lo mismo estás viendo un edificio precioso, haciéndole una foto y pensando lo europeo que parece, cuando de pronto te fijas bien y descubres que junto a él hay otro edificio medio en ruinas, medio desvencijado, como tambaleándose, con agujeros en la acera, y una montaña de basura creciendo a sus pies. Y los dos uno al lado del otro, compartiendo la luz de una misma farola, de esas que cuelgan de un cable entre dos fachadas…

Un leve reflejo de La Habana

Un leve reflejo de La Habana

Buenos Aires tiene reflejos cubanos, si miras aquí o allí encuentras pequeñas postales dignas de la Habana Vieja y de una foto en blanco y negro, sobre todo si se te cruza por delante una ranchera Ford de esas que se ven en las películas estadounidenses, enormes, con neumáticos casi de camión y parte trasera de madera. El asfalto de las calles está curvado hacia las aceras, como en Inglaterra… y algunos de los edificios más bonitos que he visto parecen sacados de una foto de Doisneau… Esun poco como Madrid, tiene rincones de París, o un aire a la Habana… Estas calles te dejan ver que en el pasado las cosas fueron mejor, y eso le da un encanto especial, te hace mirar todos los rincones posibles para una foto, para un recuerdo, para ir formando poco a poco una primera impresión de esta ciudad… A pesar del cansancio y de las casi 14 horas de avión, me ha gustado lo que he visto… Llevo casi dos días sin dormir, son las 4.10 de la madrugada, hora española, más de la una en Buenos Aires… y sigue haciendo calor.

 

Avenida 9 de julio, la más ancha del mundo

Avenida 9 de julio, la más ancha del mundo

Los contadores siguen, claro, todos a cero…

 

Plaza de Mayo

Plaza de Mayo

Hasta pronto!!

Posteado por: dacilpolar | febrero 2, 2009

¡Ya estamos todos!

¡Ya estamos todos!

 

Por fin nos conocemos. Los miembros del equipo nos hemos visto en Madrid en la entrega oficial de los Premios Antárticos. A las 11 de la mañana del lunes 2, nos reunimos en el edificio del rectorado de la Universidad Politécnica de Madrid con los patrocinadores (entre ellos Intereconomía), organizadores y participantes. Los ganadores se llaman Encarna García y Jorge Porro. Al viaje nos acompañará también un profesor de la Politécnica, Gustavo Ramón, que hará experimentos con líquenes. Completan el equipo Miguel Granero, que será cámara y realizador audiovisual (hoy no ha podido asistir a la entrega de premios), y, por último, Bruno Alonso, que es el organizador de los Premios Antárticos y el responsable de la expedición. Y yo, claro. Así que ya estamos todos.

Ésta es la segunda edición de los premios antárticos, organizados por la UPM y por Área Táctica. Jóvenes científicos han participado presentando proyectos que debían desarrollarse en la Antártida . Si salían elegidos ganadores, el premio era el propio viaje al continente helado para que pudieran desarrollar allí sus trabajos. Este año han ganado Encarna y Jorge. Los dos harán experimentos relacionados con las energías renovables (pero de esto ya hablaremos más adelante). Lo que hará Intereconomía en este viaje (es decir, lo que haré yo) será seguir de cerca el trabajo de Encarna y de Jorge, pero también, aprovechar para hacer una cobertura informativa de toda la expedición. Es decir, cubrir la parte científica y la parte informativa del viaje.  Además, grabaremos algún reportaje sobre la vida cotidiana en la base Esperanza, así que si alguien tiene alguna pregunta que hacer, que no dude en hacerla aquí.  Es curioso… los que vamos a hacer este viaje teníamos todos esta mañana la misma cara: asombro, nervios e ilusión.

Bruno Alonso, Dácil Jiménez, Gonzalo León, Jorge Porro, Encarna Garcia y Xavier Horcajo

Bruno Alonso (organizador Premios Antárticos), Dácil Jiménez (periodista), Gustavo León (Vicerrector de Investigación), Jorge Porro (premiado), Encarna García (premiada) y Xavier Horcajo (director de Intereconomía Televisión)

Y ya, por último, Bruno nos ha dado a cada uno un macuto enorme con parte de la equipación que vamos a llevar: guantes exteriores, interiores, botas, gafas de ventisca, gorro, funda orejera, bolsa pequeña, mochila, pantalones exteriores, … y creo que nada más. ¡Qué ganas ya de estrenarlo todo! Huele a nuevo… El miércoles en el aeropuerto nos dará el resto de la equipación. Tenemos que tener mucho cuidado con el sobrepeso, así que no podemos llevar nada que no sea importante… No creo que quepa todo lo que quiero llevar (me parece que voy a tener que elegir un solo libro). Y eso es todo… ahora ya solo queda que llegue el miércoles y que nos veamos a las 21.30 en el aeropuerto… (¡¡no puedo olvidar el pasaporte, ni las cámaras de fotos!!)

qué desorden

¡Esto no cabe ni en 3 maletas!

 Y con un poco de suerte el próximo día 6 salimos desde Río Gallegos hacia la Antártida… Pero primero hay una visita muy importante… Buenos Aires.

¡Espero escribir pronto desde allí!

Por cierto, voy a llevar un contador de varias cosas que me encantaría ver en este viaje. De momento todo está a cero, pero…

– pingüinos: 0

– ballenas: 0

– ventiscas: 0

– auroras australes: 0

– icebergs: 0

…¡espero que a la vuelta los contadores se hayan movido algo! Y si no, pues ya tengo un motivo para volver.

¡Hasta pronto!

Posteado por: dacilpolar | enero 29, 2009

Queda menos de una semana…

Queda menos de una semana…

 

…para hacer realidad un sueño: viajar a la Antártida. Los preparativos están casi listos y los nervios a flor de piel. En solo unos días estaremos rumbo a Buenos Aires, y de allí a Río Gallegos, al sur de Argentina. Desde ese punto cogeremos un avión del ejército argentino para llegar, por fin, a la Antártida, a la base argentina Esperanza. Pero mejor empiezo por el principio, hace 3 meses. Un buen día, mis jefes me propusieron participar en un proyecto en el que estaban pensando embarcarse, es decir, viajar a la Antártida para grabar allí varios temas. Ese día yo tenía 38º de fiebre, así que cuando me sentaron en el despacho y me preguntaron si estaría dispuesta a irme al Polo Sur, la verdad, no supe qué pensar… ni siquiera recuerdo qué respondí, pero debió de ser algo afirmativo porque aquí estoy, ¡con el pasaporte nuevo y preparada para irme! Cuando salí del despacho llegué a dudar de que la conversación hubiera tenido lugar… sólo recordaba que me querían mandar a la Antártida y que me habían preguntado por el San Telmo, un barco del que, afortunadamente, había leído algunas cosas unos meses antes.

Como dijo Steve Jobs, el presidente de Apple, a veces, cuando miras hacia atrás en tu vida, te das cuenta de que las cosas que, a simple vista no tienen importancia, son las que luego deciden tu futuro, tu destino. En mi caso, hace dos años estuve viendo un documental sobre momias, y entre ellas destacaban las de 3 marineros enterrados en el hielo de una remota playa del ártico. Me interesó tanto la historia que en seguida me puse a buscar información en Internet… la mítica expedición de Franklin en busca del paso del Noroeste. Después de mucho buscar en librerías por todo Madrid, me compré un libro por correo en Inglaterra sobre esa expedición y su trágico destino. Y resumiendo, desde entonces he leído más de 20 libros relacionados con las exploraciones árticas y antárticas… En uno de esos libros mencionaban de pasada la historia del navío español San Telmo y… bueno, la verdad es que nunca pensé que, lo que para mí era sólo una afición, se convirtiera en un tema para mi trabajo. Por eso, cuando mis jefes me propusieron viajar a la Antártida para grabar un documental sobre el destino de aquel barco, casi no podía creerlo. Ahora, a menos de una semana para partir, me encuentro en ese estado de nervios similar al que tienen los niños la noche de Reyes…

libros de expediciones

Pero a la Antártida no voy solo a hacer un sueño realidad… sino a trabajar. Desde allí continuaré este blog contando las cosas más interesantes que nos ocurran, colgaré fotos y, claro, también vídeos, si se puede. En Intereconomía Televisión se emitirán los vídeos que mandemos y, si las condiciones lo permiten, también haremos alguna conexión en directo, tanto con la Radio como con la Televisión del Grupo Intereconomía. Os animo a que expreséis aquí vuestras opiniones sobre este blog, y también a que nos preguntéis todo lo que queráis sobre la Antártida, el San Telmo,  o cualquier otro aspecto de este viaje.

Y casi se me olvidaba, soy Dácil Jiménez, periodista de Intereconomía Televisión.

Un saludo y ¡hasta pronto!

« Newer Posts

Categorías